Asesoría laboral

Este post no va a resolver preguntas super originales y novedosas. Tampoco pretende ser “La guía definitiva sobre asesorías laborales”.

Estoy seguro que puedes encontrar esta información repetida en otras webs llenas de tecnicismos. Lo que no vas a encontrar en otras páginas, es una explicación simple y sincera sin palabras complicadas ni adornos.

¿Qué es un asesor laboral?

Un asesor laboral es la persona que contratas para que te quite de encima todos los trámites y leyes que afectan al cuidado de tus empleados.

Es algo así como tener un departamento de recursos humanos separado de tu empresa.

También evita que haya pleitos entre trabajadores y empresarios.

Así de simple.

¿Qué funciones tiene una asesoría laboral?

Vamos directo al grano, una asesoría de esta clase:

  • Consigue que tus intereses estén alineados con la legislación laboral y que ahorres gastos en tu empresa.
  • Hace que, con su asesoramiento, tu toma de decisiones sea más rentable y óptima. Básicamente te dice cuál es la mejor manera de contratar, hacer despedidos, cuándo hacerlos, etc.
  • Se encarga de todos los trámites y papeleos procedentes de Hacienda y La Seguridad Social.
  • Actúa como representa legal de tu empresa y toma la responsabilidad por ello.
  • Y media conflictos entre trabajadores y empresas para que lleguen a la mejor solución posible.

¿Cuáles son los ámbitos de trabajo de una asesoría laboral?

Sus ámbitos de trabajo son:

  • La famosa Seguridad Social o “señor Estado por favor deje de molestar”.
  • Relaciones laborales o “gente, todos tranquilitos y de buen rollo”. 
  • Área Procesal o “si hay bronca entre la empresa y tú, tranquilo, yo medio entre ustedes”.
  • Prevención de Riesgos Laborales o “mientras yo viva, nadie se va a caer ni a partir el cráneo en el trabajo”.

Básicamente, un asesor laboral trabaja en estas áreas y vela porque todas estas dimensiones se cumplan de acorde a la ley y tus intereses particulares.

¿Qué lo hace diferente a una gestoría laboral?

Se diferencia en que el servicio no finaliza solo con la realización de los trámites. También hay un asesoramiento adicional acompañándolo.

Esquemáticamente:

La gestoría solo se encarga de trámites.

Y la asesoría laboral te aconseja, orienta y enseña sobre todo lo que tenga que ver con el trabajo además de encargarse de los trámites.

¿Por qué un asesor laboral puede ser importante para mí?

La respuesta corta es esta:

Porque te ahorra trabajo y trae mejoras en tu vida y economía.

Con respecto a la respuesta larga, voy a ponerte unos casos en los que contratar una asesoría para ti puede ser importante e increíblemente útil. 

Si:

  • Estás a punto de jubilarte y no tienes ni idea sobre estos trámites.
  • Necesitas a alguien que formule tus contratos para que cumplan con la ley y los requisitos que exige.
  • Quieres tener en regla las nóminas, costes salariales y retenciones de tus empleados.
  • Estás harto o harta de quebrarte la cabeza con trámites y quieres ahorrar dinero de paso.
  • Necesitas información sobre alguna subvención para empezar el negocio que te ilusiona y con el que has soñado desde hace unos años.
  • Tuviste un accidente laboral y necesitas asesoramiento sobre la situación tales como altas, bajas, incapacitaciones o invalidez.
  • Demandas mejores condiciones para ti como trabajador y quieres negociar convenios laborales.
  • No sabes muy bien cómo atender una Inspección de Trabajo y necesitas a alguien que se encargue por ti.
  • Tu negocio ha tenido que cerrar, estás entre las cuerdas y necesitas consejo para salir a flote.

Puede ser buena idea plantearte contratar un servicio de asesoría laboral.

Los anteriores casos son situaciones cotidianas, pero si se toman a la ligera pueden desembocar en momentos difíciles y condiciones irreparables.

Puede que tú no necesites contratar estos servicios, pero recuerda siempre darles a estos problemas la importancia que se merecen.

No son una broma.

CLS Consultoría
Ir arriba