Formas jurídicas: cómo elegir la mejor para tu negocio

Formas jurídicas: grupo de emprendedores decidiendo como constituir su empresa

Tienes clara tu idea. Sabes que va a ser un buen negocio. Pero no sabes cómo constituirte como empresa en un país lleno de trabas administrativas y de legislaciones complejas y asfixiantes.

Bien.

Ahora te vamos a revelar todo lo que no puedes permitirte ignorar para constituir tu empresa legalmente y con la forma jurídica correcta  de acuerdo a las necesidades de tu futuro negocio.

Qué es la forma jurídica de una empresa

La forma jurídica de una empresa es la identidad o configuración legal con la que un profesional o sociedad puede llevar una actividad económica.

Las diferentes formas jurídicas

Actualmente en España existen 20 formas jurídicas bajo las cuales es posible constituir una empresa.

Tipo de empresaNúmero de sociosCapital mínimoResponsabilidad
Empresario Individual (Autónomo)1Sin capital mínimoIlimitada
Emprendedor de Responsabilidad Limitada1Sin capital mínimoIlimitada con excepciones
Comunidad de Bienes2 o másSin capital mínimoIlimitada
Sociedad Civil2 o másSin capital mínimoIlimitada
Sociedad Colectiva2 o másSin capital mínimoIlimitada
Sociedad Comanditaria Simple2 o másSin capital mínimoIlimitada
Sociedad de Responsabilidad Limitada13.000 euros mínimoLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Limitada de Formación Sucesiva1Sin capital mínimoLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Limitada Nueva EmpresaMínimo 1, máximo 5Mínimo 3.000 Máximo 120.000 eurosLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Anónima1Mínimo 60.000 eurosLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Comanditaria por acciones2 o másMínimo 60.000 eurosEl socio se responsabiliza con todos sus bienes
Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral2 o másMínimo 3.000 eurosLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Anónima Laboral2 o másMínimo 60.000 eurosLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Cooperativa3 o másMínimo fijado en los EstatutosLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Cooperativa de Trabajo Asociado3 o másFijado en los estatutosLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedades Profesionales1Según la forma social que adopteLimitada al capital aportado en la sociedad
Sociedad Agraria de Transformación3 o másSin capital mínimoIlimitada
Sociedad de Garantía Recíproca150 socios partícipesMínimo 10.000.000 eurosLimitada al capital aportado en la sociedad
Entidades de Capital-RiesgoAl menos 3 miembros en el Consejo AdministraciónSociedades de Capital Riesgo: Mínimo 1.200.000 €. Fondos de Capital Riesgo: Mínimo 1.650.000 €Limitada al capital aportado en la sociedad
Agrupación de Interés Económico2 o másSin capital mínimoIlimitada
Tabla resumen con las diferentes formas jurídicas

Tipos de formas jurídicas

Existen tres tipos de formas jurídicas: la individual, la societaria o la cooperativa.

Individual

Con la forma jurídica individual, tú serás el único propietario y tendrás una responsabilidad ilimitada con terceros, es decir, en caso de que fuese necesario tendrás que responder con todos sus bienes personales presentes y futuros.

Societaria

En la forma jurídica societaria, la propiedad de la empresa se reparte entre el número de socios. Hay diferentes tipos de sociedad mercantil, con diferentes tipos de responsabilidad. Algunos tipos son: sociedad limitada, sociedad civil, sociedad anónima y sociedad comanditaria.

Cooperativa

La forma jurídica cooperativa en la que los propietarios son trabajadores de la empresa, tienen una responsabilidad limitada a la aportación que hayan realizado como capital. Es una forma jurídica que se rige por estatutos.

Cómo elegir la forma jurídica de una empresa

Para elegir la forma jurídica más adecuada a tu proyecto, has de tener en cuenta lo siguiente:

Según el tipo de actividad a desarrollar

Salvo excepciones, la forma jurídica no afecta a la actividad a desarrollar, pero en algunos casos la normativa puede exigir una forma concreta. Además, determinadas ayudas y subvenciones son solo aplicables a determinadas formas jurídicas, como por ejemplo, la subvención para la promoción del empleo autónomo en Canarias, a la que solo pueden optar autónomos.

Según el número de socios

Por lo general, cuando existen varios promotores, lo más aconsejable es constituir una sociedad. Cuando sólo existe un promotor, también es posible constituir una sociedad unipersonal.

Según las necesidades económicas y técnicas del proyecto

Unas formas jurídicas requieren de menos aporte económico inicial que otras en su constitución, como por ejemplo el autónomo o la sociedad civil, que no incurren en gastos de Notario o del Registro Mercantil y no requieren de aportar un capital mínimo. Otras formas jurídicas si requieren de estos y otros trámites para empezar a funcionar.

Según la simplicidad de constitución

Constituirse como profesional o autónomo requiere el mínimo de trámites posible. Las sociedades civiles y comunidades de bienes tienen una constitución relativamente sencilla. A partir de aquí, los trámites se complican. Las sociedades limitadas y anónimas son el siguiente peldaño con un incremento de papeleo. Por último, las sociedades cooperativas y labores requieren del mayor número de trámites administrativos.

Según el riesgo y la responsabilidad que asuman los promotores

Para los proyectos con mayor riesgo, es importante adoptar una forma jurídica que limite la responsabilidad por las deudas contraídas. Cuando se elige una forma jurídica con responsabilidad ilimitada, tu patrimonio empresarial y personal puede verse afectado cuando el primero no es suficiente para satisfacer las obligaciones asumidas.

Según el beneficio esperado y régimen de tributación

Dependiendo de la forma jurídica, se puede tributar por IRPF o por impuesto de sociedades. El IRPF es un impuesto progresivo que se incrementa según aumenta el volumen de los beneficios. El impuesto de sociedades tiene la ventaja de que tiene un tipo fijo del 25% (en general). Si esperas tener grandes beneficios, es posible que te interese tributar por este último impuesto.

Otros aspectos

Otros aspectos que afectan a la elección de la forma jurídica es la complejidad del funcionamiento administrativo, la libertad para tomar decisiones y la  imagen de la empresa que proyecta cada una de ellas ante clientes y proveedores.

Otros artículos que te pueden interesar:

Asesoría laboral en Santa Cruz de Tenerife

Asesoría laboral en Santa Cruz de Tenerife para empresarios interesados en contratar un asesor profesional que les aporte algo más que facturas Toda PYME y autónomo sabe que un asesor…

Asesoría laboral en La Orotava

CLS Consultoría, asesoría laboral en La Orotava para empresarios y autónomos sin departamentos de RRHH ¿Careces de un departamento de recursos humanos? Durante más de 30 años hemos ayudado a…

CLS Consultoría
Ir arriba