Traspaso Empresarial: Protección de Trabajadores y Obligaciones Laborales en el Cambio de Titularidad

De acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores, el cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extinguirá automáticamente la relación laboral. En este escenario, el nuevo empresario asumirá los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, de acuerdo con la normativa específica y cualquier obligación en materia de protección social complementaria adquirida por el cedente.

Como es conocido, el cambio de titularidad empresarial puede tener un impacto considerable en los trabajadores y sus condiciones laborales. La transferencia de una empresa a otra, ya sea por fusión, adquisición u otras razones, implica la subrogación empresarial, generando importantes implicaciones laborales que es fundamental comprender.

Cambio de Titularidad Empresarial: Consideraciones Clave

El cambio de titularidad, regulado por el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores (ET), no resultará en la extinción automática de la relación laboral. El nuevo empresario se subrogará en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior, incluyendo los compromisos de pensiones, según lo establecido por la normativa específica.

Aspectos destacados a tener en cuenta:

  • Los derechos y obligaciones de los trabajadores cedidos se transfieren al nuevo empresario como resultado del traspaso de la empresa, centro de trabajo o unidad productiva autónoma.
  • La subrogación es total, abarcando cualquier condición de trabajo, ya sea de origen legal, reglamentario, por convenio, contrato de trabajo o derechos adquiridos.
  • La sucesión de empresas requiere que se transmita un conjunto organizado de medios materiales y humanos capaces de ofrecer bienes y servicios al mercado.
  • El cedente y el cesionario responderán solidariamente durante 3 años de las obligaciones laborales anteriores a la transmisión que no hayan sido satisfechas.
  • En casos de fusión y escisión de sociedades, la información relevante se debe proporcionar al tiempo de publicarse la convocatoria de las juntas generales.
  • El mantenimiento provisional de las condiciones de trabajo de los trabajadores cedidos se mantiene hasta la expiración del convenio colectivo de origen o la entrada en vigor de otro nuevo aplicable a la entidad transmitida.
  • Cuando la empresa implicada en el cambio de titularidad planea adoptar medidas laborales, debe abrir un período de consultas con los representantes de los trabajadores.
  • Las obligaciones de información y consulta se aplican independientemente de si la decisión relativa a la transmisión fue tomada por los empresarios cedentes y cesionarios o por las empresas que ejerzan el control sobre ellos.

En resumen, comprender las implicaciones laborales y seguir los procedimientos adecuados es esencial durante el cambio de titularidad empresarial para garantizar la protección de los derechos de los trabajadores y el cumplimiento normativo.

Si tiene cualquier pregunta no dude en llamarnos por teléfono a este número: 922 26 48 88 o envíenos un correo a: info@clsconsultoria.com. Escucharemos su caso, y le daremos el asesoramiento más adecuado a su situación y problemática actual.

Visítanos en C/ Alfredo Torres Edwars, 10 38204, San Cristóbal de La Laguna. De lunes a viernes de 8:00 a 15:00h.

Si no puede acudir a nuestra oficina, no se preocupe. Trabajamos con empresas de todas las Islas Canarias e incluso con negocios ubicados en la Península. Contacte con nosotros para agendar una reunión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio