La Subida del Salario Mínimo Interprofesional para el 2024: Impacto y Perspectivas

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Economía Social, ha aprobado una significativa subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para el año 2024. Esta medida, establecida en el Real Decreto 145/2024, de 6 de febrero, coloca el SMI en 1.134 euros al mes, distribuidos en 14 pagas para la jornada ordinaria de trabajo, alcanzando un total de 15.876 euros al año.

Este incremento representa un hito en la historia económica de España, con un aumento del 54% desde 2018 y un 5% con respecto al año anterior. La implementación de estas nuevas cifras surtirá efecto retroactivo desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2024.

¿Quiénes se beneficiarán más de esta subida?

Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, alrededor de dos millones y medio de trabajadores asalariados directamente se verán beneficiados por este aumento. Sin embargo, más allá de las cifras, es crucial comprender qué colectivos serán los más impactados.

El incremento del SMI impactará de manera significativa a trabajadores de sectores precarizados, no cualificados y minorías, así como aquellos con convenios de baja regularización salarial. Para estos trabajadores, el SMI prevalecerá sobre cualquier convenio que estipule cantidades inferiores, asegurando un aumento sustancial en sus ingresos anuales.

Además, la subida del SMI conlleva un aumento del mínimo exento del IRPF para el 2024, así como beneficios para aquellos trabajadores asalariados en procesos de embargo, donde el límite de este proceso se establece en función del SMI anual.

Impacto en otras áreas:

Esta subida también beneficiará a personas que reciben subsidios o prestaciones calculadas en porcentaje sobre el SMI, ampliando el alcance de estas ayudas a un número considerable de personas.

Para los jubilados que trabajan por cuenta propia, esta subida permitirá un aumento del 5% en sus ingresos con respecto al año anterior, siempre respetando el máximo legal de ingresos anuales.

Con respecto a las empresas, la subida del SMI plantea desafíos financieros. La incógnita principal es si podrán absorber estos costes adicionales sin afectar su viabilidad, sin recurrir a medidas como despidos o aumentos de contratos a tiempo parcial.

Además del aumento mensual del SMI, se implementa un aumento en las cotizaciones adicionales del Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), distribuido entre la empresa y el trabajador.

En conclusión, mientras que la subida del SMI representa un avance hacia mejores condiciones laborales y calidad de vida para los trabajadores, también plantea retos para las empresas y hogares. Es esencial encontrar soluciones que garanticen un aumento justo del SMI sin poner en peligro la estabilidad económica de las empresas, especialmente para sectores vulnerables como el del servicio del hogar familiar y las pequeñas y medianas empresas. Es fundamental que se trabajen soluciones que aseguren un equilibrio entre el bienestar de los trabajadores y la viabilidad económica de las empresas.

Si tiene cualquier pregunta no dude en llamarnos por teléfono a este número: 922 26 48 88 o envíenos un correo a: info@clsconsultoria.com. Escucharemos su caso, y le daremos el asesoramiento más adecuado a su situación y problemática actual.

Visítanos en C/ Alfredo Torres Edwars, 10 38204, San Cristóbal de La Laguna. De lunes a viernes de 8:00 a 15:00h.

Si no puede acudir a nuestra oficina, no se preocupe. Trabajamos con empresas de todas las Islas Canarias e incluso con negocios ubicados en la Península. Contacte con nosotros para agendar una reunión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio