Miles de personas duermen tranquilas libres de problemas con Hacienda y la Seguridad Social. Aunque no tienen los conocimientos necesarios todos sus papeles están en regla.

Voy a contarte como alguien sin ninguna idea del tema puede librarse de esos molestos trámites fácilmente.

Cuando no sabía nada de esto, solía decir “Chiquita sablada”.

La creencia popular me taladró este pensamiento en la cabeza. Uno totalmente equivocado. 

No existen restaurantes de 3 estrellas Michelin baratos, tampoco asesorías que te ayuden como Dios manda y te salgan dos duros. 

Entonces ¿por qué invertir en un buen servicio no es pagar un ojo de la cara?

En el caso de las asesorías, es cierto que alguien que sepa algo sobre trámites, sea tu primo, tu mejor amiga o incluso un conocido que es amigo de la amiga de tu amigo, puede hacerte algún “arreglo” y, por ejemplo, darte de alta como autónomo. 

Pero, si esa persona no se dedica íntegramente al tema y no entiende cuál es el verdadero significado de ser una asesoría

¿Qué crees que puede ocurrir?

Voy a contarte cómo una persona cualquiera, por no buscar ayuda profesional, pagó un gran precio y como, al saber esto, nunca te va a pasar a ti.

Un día llegó una señora a nuestro local.

Para que puedas ponerle cara, vamos a llamarla Juana, puedes imaginarte a la Juana que quieras. 

Pero que sepas que era simpática, amable y de ideas claras. 

Por desgracia, mucha gente buena como ella también peca de ingenuidad.

Nos saludamos, nos sentamos en la mesa y tras hablar tranquilamente un ratito, le pregunté por el motivo de su visita.

Juana, muy cortés ella, me respondió: “Vengo a darme de alta como autónoma”.

Me comentó que era ama de casa y que su marido estaba empleado, pero que ella, a veces aprovechaba para hacer algún trabajo esporádico y facturarlo.

– “Mira me encanta hacer estas cosillas” me enseñó una pulsera de plata con un diseño bastante original.

La verdad que estaba bonita.

Le encantaba la orfebrería y como era buena en ello quería sacarle tajada.

Ahora que tenía el dinero para pagar la cuota de autónoma, había decidido darse de alta.

Juana me dijo: “No te preocupes, yo ya estoy inscrita en lo del IGIC, solo necesito que me des de alta en las otras dos”.

Me contó que hacía tiempo se había dejado asesorar por un conocido que, según ella, había asesorado a algunos amigos y que nada, que, aunque no sabía mucho sobre estas cosas, no tenía por qué preocuparse ya que había contratado a un muy “buen asesor”.

Un “buen asesor” que le había dado “de alta” solo en el IGIC desde hace 2 años atrás.

Lo peor de todo, es que le había asegurado que eso era lo único que necesitaba para facturar.

Me quedé flipando.

– ¿¿Cómo??

Le pedí que me repitiera lo que había dicho porque eso era imposible.

Para constituirse como autónomo, debes constar: 

  • En Hacienda Estatal que es “lo del IRPF”.
  • En Hacienda Canaria que es “lo del IGIC”.
  • Y en la Seguridad Social.

A partir de aquí, la conversación fue para rato.

Juana, que estaba aparentemente tranquila, se fue mosqueando.

¿Sabes la sensación cuando te coges un cabreo 4 días atrás, y un amigo te pregunta inocentemente sobre el tema? Uno empieza hablando bajito y tranquilamente, pero… a medida que vas diciendo palabras… te suben unos ardores y unas ganas de destruirlo todo que no son normales.

A mucha gente le pasa. Puede que tú no lo vivas de esa forma.

Pero Juana sí empezó a experimentarlo y no le faltaban motivos. La pobre tenía un marrón encima de cuidado…

Cada vez que hacía un trabajo metía IGIC en sus facturas, y ¿qué pasó?

Que al no estar registrada ni en Hacienda Estatal ni en la Seguridad Social estaba haciendo mal la Declaración de la Renta con el castigo que eso conlleva.

Y por lo tanto, todas las cuotas que tenía acumuladas en los 2 años que había estado trabajando, pues… las tenía que pagar ¡DE GOLPE! con el añadido de un interés de demora para rematar bien la faena.

¡9.000 y pico euros tenía que pagar Juana!

Imagínate la cara que tenía cuando le dije eso.

Se quedó loca

Yo creo que si su “buen asesor” pasaba por la oficina llegaban a las manos.

Y mira que Juana, no tenía la ventaja física de su parte. 

Al terminar la conversación le dije que fuera a su casa a revisar si, por casualidad, se había olvidado de algún papel o documento importante.

Nos despedimos y la pobre se fue amargada.

Al final, 2 días después, me envió un correo y me dijo que no se había dejado nada en casa, que yo estaba en lo cierto y que iba a denunciar porque tenía un problemón.

Este es solo uno de los muchos ejemplos en los que un servicio barato sale caro.

Repito, ESTO OCURRE si no inviertes dinero en un servicio útil y fiable que tenga un seguimiento y te comunique qué está ocurriendo y cómo solucionarlo.

Si intentas abarcarlo todo por tu cuenta o das pasos en falso como hizo Juana, nadie te va a salvar de un agujero en la cartera por el que pierdes todas tus monedas sin darte cuenta.

Nadie va a proteger tu cuenta bancaria cuando los números que apuntaban hacia arriba ahora apuntan hacia abajo.

Es triste, pero es así.

No mucha gente se preocupa de darle unas limosnas a los mendigos.

¿Crees que el Estado se va a preocupar de darte una a ti?

No importa que te vea desahuciado, llorando, riendo o pidiendo en el tranvía dinero. Aunque tengas tus labios agrietados por estar secos,  las uñas sucias y harapos por ropa…

No va a mover un dedo. Es el Estado, no Cáritas.

Y es cierto, no todo va sobre dinero… esa es solo una parte. Una parte importante. Pero solo una parte.

Casos como gente perdiendo la casa de sus padres por no poder tramitar herencias correctamente o por peleas ¡con sus hermanos! y empresas despidiendo a empleados de forma improcedente para luego ganar un juicio e irse de rositas mientras los despedidos pierden el trabajo que les daba de comer, son el pan de cada día.

Es una ley escrita en piedra.

Siempre ocurre, siempre ocurrirá.

¿Quieres verte en esos zapatos?

Seguro que no.

Un dicho dice: “cuando veas las barbas del vecino arder, pon las tuyas a remojar”.

Mira, para evitar estos casos hay que tomar acción ANTES de que surjan, después no hay marcha atrás.

Y si la hubiera, es muy probable que te vayas a estampar contra una farola o una columna mientras intentas salir del bache.

La mejor solución es esquivar los obstáculos que te van a hacer tropezar… y si te tropiezas, no hay nada mejor como tener a alguien que te agarre cuando parece que te vas a caer.

Necesitas a alguien que te tienda una mano cuando tú no sepas qué hacer.

Necesitas a alguien que entienda y APLIQUE el verdadero significado de ofrecer un servicio de asesoramiento.

¿Y sabes que significa ser una asesoría?

Significa ser el lugar donde puedas sentarte cómodamente, ser escuchado como te mereces, y avanzar con confianza hacia una mejor situación de la mejor forma posible.

Precisamente por eso, voy mostrarte cómo CLS Consultoría puede ser la solución que estás buscando y como, según el caballo que elijas, conseguirás unos beneficios u otros.

Y sí, dije caballo.

¿Qué hace esta asesoría por ti y por qué es una apuesta a caballo ganador?

CLS tiene 4 caballos en el establo (servicios de asesoramiento). Lo bueno es que, aunque son pocos, siempre quedan en el podio:

Blanca, la yegua más grácil de Laboral.

Apache, el caballo más experimentado de Consultoría.

Relámpago, el potro salvaje de Fiscal y Contabilidad.

Y Tapioca, la yegua más joven de Jurídico.

Blanca, la yegua de Laboral, siempre está trabajando para conseguir los mejores resultados, es grácil y fuerte. Junto a ella podrás:

  • Evitar el principal problema por el que muchas personas asesoradas pierden dinero y ganan estrés, es decir, la falta de comunicación. Nos aseguramos de mantenerte informado constantemente y de resolver cualquier duda de origen laboral.
  • Elegir la opción que más te conviene. ¿Sabías que hay más de 5 tipos de jubilación y muchos más tipos de contratos? A más posibilidades, más indecisión. Te asesoramos sobre jubilaciones, salarios, contratos, registros de jornadas y otros, para que siempre sepas que elegir.
  • “De lo dicho a lo hecho va un trecho”. Nos encargamos de todo lo que tenga que ver con nóminas, retenciones, atrasos de convenios y seguros sociales (pensiones, etc.) ya que lo que antes se hacía de una forma, ahora cambia al día siguiente. 
  • Hacer de tripas corazón. La vida de un negocio tiene momentos llenos de ilusión y otros totalmente amargos como despido, finiquitos y pagas extras. Nosotros te asesoramos tanto en tus mejores momentos como en los más difíciles
  • Descubrir la manera más sencilla y menos estresante de darse de alta, de baja y hacer variaciones de datos para trabajadores y empresas sin volverte la cabeza loca ni dar mil vueltas de aquí para allá.
  • Solicitar el mismo servicio que Braulio. La verdad es que era un buen trabajador, pero se cayó de un andamio. El pobre vino en muletas para darse de baja por accidente laboral ya que vivía solo. Al igual que hicimos con Braulio, tramitamos partes de baja por accidentes y por enfermedad
  • Obtener ayudas de fomento al empleo, bonificaciones y préstamos para que puedas poner en marcha todas esas ideas que te llevan rondando la cabeza tanto tiempo.
  • Comparecer en los actos de conciliación ante el SMAC (que media y concilia desacuerdos entre trabajadores y empresarios) acompañado por alguien que te respalda y aconseja para que haya un acuerdo y salgas ganando. 

Un segundo

Déjanos confesarte algo antes de seguir.

No queremos ser la asesoría que te ofrece más servicios en el mercado.

Y sí, hay una razón para ello. 

Un actor famoso dijo una vez:

“No temo al hombre que practica 10.000 patadas 1 vez, pero temo al hombre que ha practicado una patada 10.000 veces”

– Bruce Lee.

Gracias a nuestros 34 años de experiencia hemos entendido esta filosofía.

Y la verdad es que ofrecer muchos servicios es como tener un arcón lleno de juguetes.

Seguro que cuando eras un bebé te encariñabas con el cachivache que más ilusión te hacía e ignorabas los que te aburrían y dejaban de funcionar.

Al igual que esos juguetes rotos, los servicios que están de adorno solo valen para verlos y olvidarlos.

El tiempo pasa y la experiencia es la mejor maestra. 

Y gracias a eso, no nos hemos consolidado como “la empresa con más servicios”, pero si nos hemos consolidado como una asesoría constituida por personas, que han practicado más de 10.000 asesoramientos.

Más de 10.000 asesoramientos especializados en la disciplina que dominan.

Y más de 10.000 asesoramientos en los que el protagonista siempre eres .

Apache, el caballo de Consultoría, conoce muy bien sus carencias y puntos fuertes, confiando en su experiencia podrás:

  • Aprender la mejor manera de evitar fracasos como los que sufrieron grandes compañías sin un plan B. Empresas como Kodak, Thomas Cook y Nokia acabaron en bancarrota por no ver más allá de su éxito y por no tener varias alternativas que mantuvieran su liderazgo. Hacemos estudios de viabilidad para que siempre tengas un verdadero plan A, B, C y D que funcione.
  • Preguntar información sobre cualquier subvención y si no sabes muy bien como solicitarla, te ayudamos directamente si lo necesitas. Por cierto, generalmente para pedir cualquier subvención te convendría tener un Certificado Digital. Agiliza increíblemente la tramitación de la solicitud. 
  • Descubrir un secreto a voces que mucha gente se niega a aceptar y aumenta la probabilidad de fracasar en un 83% mínimo. Muchas empresas tienen una idea de negocio, se arman de valor y la lanzan, pero a la hora de la verdad… cuando les va mal, no son capaces de autoanalizarse y cambiar el rumbo. Y lo entiendo, cambiar da miedo, es peligroso y hay mucho en juego. Pero no tienes por qué ir a ciegas o a lo loco. Te ayudamos a analizar tus proyectos para que explotes tus puntos fuertes y fortalezcas tus debilidades.

Relámpago, el potro salvaje de Fiscal y Contable, es el más rápido, siempre consigue medallas de oro. Con él aprenderás:

  • Cómo ganar dinero mientras te olvidas de la Agencia Tributaria y la razón por la que no puedes conseguirlo sin llevar un análisis contable fiscal adecuado y profesional.
  • Ya sabes que no pagar impuestos es solo una fantasía. La realidad es que, si lo deseas, nos encargamos por ti de la renta y tributos como el IGIC, el IVA, el Impuesto de Sociedades, etc. para que, aunque no quieras pagar, ahorres gastos innecesarios.
  • Es simple, sin contabilidad no hay control del negocio. No tener tus libros contables en regla es similar a regir tu empresa a ciegas. Lo bueno, es que los tengas al día o no, los arreglamos, confeccionamos y presentamos ante la Agencia Tributaria. 
  • A diferencia de lo que creen las gestorías, no hay éxito sin comunicación. Nos reunimos periódicamente contigo para analizar tu situación tributaria, mejorarla y aportarte algo más que la presentación de obligaciones fiscales. 
  • No todas las listas son como las de la compra. La Agencia Tributaria tiene más censos en los que figurar que tú productos en la compra del día. Si te interesa, nos encargamos de esos trámites sean altas, bajas o variaciones en los censos.
  • Te informamos detalladamente sobre la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC) ya que, resumiendo, te hace pagar menos tributos. La pega es que, aunque ofrece buenas ventajas, tiene requisitos especiales de entrada.
  • Existe una policía que protege a los impuestos. Se hace llamar Inspecciones de Tributos. Están cargados de órdenes de registro y ansían descubrir cualquier infracción cometida. Ocurre más de lo que crees. Te asistimos y representamos ante ellos para que no puedan usar ninguna palabra en tu contra.

Tapioca, la yegua de Jurídico, es nuestra niña mimada, no lleva mucho tiempo con nosotros, pero es excelente cumpliendo normas. Mira lo que ganas al hablar con ella:

  • Por qué el Impuesto de Sucesiones y Donaciones no es un plato de buen gusto. A grandes rasgos… si un familiar quiere donarte una propiedad, debes pagar un impuesto para poder recibirla. Y para heredar (sucesiones) lo mismo. Es injusto. Estudiamos tu caso, acudimos a la notaría y nos encargamos de todos los trámites para que recibas lo que es tuyo sin ahogarte en papeleo, ni pagar de más
  • Las ventajas de confeccionar y registrar tus contratos de compraventa, arrendamientos, etc. para que, a diferencia de los que usan plantillas, los tuyos no parezcan un “copia y pega” barato y recojan todo lo que deban.
  • Dicen que no hay que empezar la casa por el tejado. Tienen razón. Lo que no dicen es que hay que registrar toda propiedad inmueble en el catastro. Y eso, es tan importante como construir los cimientos de una casa. Si te interesa, estudiamos y atendemos todo lo referente a requerimientos catastrales y urbanísticos.
  • Deja claro que existes en el mercado. Empezar una empresa o dar el siguiente paso, y tener un local, son tareas muy duras que traen consigo sudor, sangre y lágrimas. Legalizamos nuevas empresas y centros de trabajo para que puedas empezar fuerte y dar mucho de lo que hablar.
  • O deja claro que ya no existes en él. También nos encarganos de disoluciones empresariales, por si se da el caso.
  • Sabes, en los colegios de antes siempre había que levantar la mano para pedir el turno de palabra. Los tiempos cambian y ya ni en el Congreso se respeta eso. Irónicamente, usar el suelo si requiere de permisos. Tramitamos licencias administrativas y similares para que puedas realizar tu actividad libremente.

Entonces, de verdad…

¿Podré “elegir uno de estos caballos” y obtener automáticamente un fin de mes relajado, sin números rojos ni jaquecas por preocupaciones en el trabajo, mientras me ahorro corre corres, puñaladas traperas legislativas y gastos en “buenos asesores” como los de Juana?

Por supuesto. Y ahí no acaba la cosa.

Alguien que se haga llamar asesor debe ser capaz de escucharte y de acompañarte para darte buenos consejos mientras tiene en el punto de mira tus necesidades y deseos. 

No basta solo con darte un buen asesoramiento.

El trabajo de nuestro equipo es convertir los continuos mimos del Estado en pequeños contratiempos, tus gastos en calderilla y tus tongas de trámites obligatorios en unas horas relajadas de sueño o unas risas en familia.

Eso es ser un asesor y lo demás son tonterías.

Reservar mi cita ahora

julio 2020
LunMarMiéJueVieSábDom
293012345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829303112

“La verdad es que todavía no me queda todo muy claro ¿podría hacerte unas preguntas?”

Adelante, no hay problema.

¿Qué hay del precio? ¿Es muy caro?

No es ni caro ni barato. Los precios de nuestro servicio se confeccionan únicamente en función de lo que desees solicitar y de tu caso particular. 

Repito, no son ni caros ni baratos

Los precios son totalmente personalizados. Tú eliges lo que quieres contratar. 

Y existe un porqué.

Sabes que hay muchas tallas a la hora de comprar ropa ¿verdad? 

¿Alguna vez has comprado un pantalón, una camiseta o cualquier otra cosa, que, al principio te encanta y luce genial… pero a la hora de probártelo, aunque tiene la talla correcta, te queda como un saco, muy corto o directamente se ve horrible?

Pues por ese mismo motivo no hay precios definidos cuando cada caso es único. Toda persona que acuda a nosotros merece un trato especial. Mucha gente no valora eso y solo se preocupa de qué precio es más barato.

Es totalmente respetable y comprensible.

Pero, no vamos dirigidos a esa clase de público.

No ofrecemos un servicio estándar e igual para todo el mundo en función del precio que contratan.

No funcionamos así. Damos mucho más que eso.

En definitiva.

¿Qué te queda mejor, la ropa con tallas “universales” o una hecha totalmente a medida?

Tú decides.

Nunca he sido asesorado ¿Qué tengo que hacer? ¿Es muy complicado?

Realmente no es nada complicado. Solo tienes que comentarnos cuál es tu problema, contestar a las preguntas que puedas y aportar datos para poder solucionar lo que necesites de la forma más precisa y óptima.

No tiene mucho caso.

Además, lo bueno es que, con la ayuda de nuestro equipo, te explicamos cualquier cuestión y te acompañamos a lo largo de la duración del servicio. Ya sea manteniéndonos en contacto contigo, realizando revisiones con cierta periodicidad o informándote sobre cualquier cambio legislativo y medida que te afecte.

Es decir, saber mucho o poco no representa un problema.

  • Si sabes mucho, genial. 
  • Y si sabes poco: te enseñamos tranquilamente y genial también.

¿Quiénes pueden sacarle partido a CLS Consultoría? ¿Es para todos?

Todo el mundo puede beneficiarse de nuestros servicios, pero no somos para todos.

Honestamente, hay personas que piensan que nadie tiene la potestad de aconsejarlos porque son “perfectos”. Claramente, esta asesoría no encaja con ese concepto.

Tampoco encajamos con:

  • Clientes deshonestos y nada transparentes con su negocio. 
  • Clientes que no pagan reiteradamente y que se retrasan continuamente a la hora de abonar el pago. 

Esto no pretende ser una crítica. Cada uno puede ser como quiera, no juzgamos ese hecho, pero no va con nosotros.

Somos sinceros y transparentes. Lamentamos repetir esto, pero, si te identificas con lo de arriba, no trabajamos contigo.

De resto, CLS Consultoría si es para todo el mundo. Como dijimos antes, todos pueden sacarle partido a esta inversión. Por ejemplo:

  • Puedes ser un amo de casa que quiere olvidarse de la Declaración de la Renta o alguien que simplemente quiere cambiar de asesoría porque no está conforme con la que tenía.
  • Puedes ser una empresa que está harta de tanto impuesto y quiere delegar sus obligaciones laborales en alguien capacitado. O una que quiera crecer y necesite asesoramiento jurídico sobre propiedades inmuebles, compraventas u otras cosas relacionadas. Quizás quieres revisar y optimizar tu contabilidad o hacer algún estudio de viabilidad…
  • Incluso puedes ser un emprendedor, un autónomo, un minero de carbón o, simplemente, alguien que está en una mala situación y para salir a flote necesita oír verdades que duelen.

Por poder, hasta puedes ser un extraterrestre con problemas laborales.

¿Es una buena inversión?

Buena pregunta. Pagar por ser aconsejado y “algo más” no parece gran cosa a priori

Total, “cualquiera” te puede aconsejar. 

Pero es bueno no perder de vista, que cuando tratamos con temas que no manejamos demasiado y en los que debemos decidir, un buen consejo marca la diferencia.

De hecho, casi siempre es lo único que nos separa de elegir una magnífica decisión o de cometer una increíble estupidez. 

Así de simple. Pedir consejo va en nuestra naturaleza, todos hemos buscado alguna opinión. Y, seguramente…

No hay nadie mejor que tú para saber eso.

Reservar mi cita ahora

julio 2020
LunMarMiéJueVieSábDom
293012345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829303112
CLS Consultoría

Recibirás una llamada antes de 2 días para informarte de los precios sin compromiso de compra. En ese momento te habrás dado de alta en nuestra lista de correo. Tendrás total libertad para darte de baja cuando quieras.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Arsys Internet SLU, proveedor de hosting. Arsys también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

Recibirás una llamada antes de 2 días para informarte sobre los detalles de esta oferta en la renta. En ese momento te habrás dado de alta en nuestra lista de correo. Tendrás total libertad para darte de baja cuando quieras.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y entender que tus datos están seguros, debes leer y aceptar la política de privacidad. Tus datos serán guardados en Arsys Internet SLU, proveedor de hosting. Arsys también cumple con el RGPD, así que todo está protegido y amparado por la ley.

Ir arriba