Tarifa plana en la Seguridad Social de nuevos contratos

El cambio económico del país sigue dando pie a la aprobación de novedosas disposiciones que afectan a empleadores y empleados. Una de ellas es la tarifa plana en la Seguridad Social de nuevos contratos. Será de 100 €/mes en la cotización por contingencias comunes durante los primeros 24 meses, tal y como recoge el Real Decreto-Ley 3/2014, de 28 de febrero, que pretende incentivar la contratación indefinida.

Además, tal cotización por contingencias comunes en los contratos indefinidos incluye otras reducciones y prórrogas:

  • 75 €/mes cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente al 75 por 100 de la jornada de un trabajador a tiempo completo.
  • 50 €/mes cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente al 50 por 100 de la jornada de un trabajador a tiempo completo.
  • Las empresas de menos de 10 trabajadores, transcurridos los primeros 24 meses, podrán beneficiarse de 12 meses adicionales de una reducción del 50 por 100 en la cotización por contingencias comunes que le correspondería.

Sanciones por rescisión de contrato

La contraprestación a la tarifa plana en la Seguridad Social de nuevos contratos, vigente para los indefinidos formalizados entre el 25 de febrero de 2014 y el 31 de diciembre de 2014, exige que la contratación de un nuevo trabajador sea, como mínimo, de un periodo de tres años.

Si existe rescisión del contrato antes de este tiempo, la empresa deberá reintegrar todos los beneficios aplicados en los siguientes términos:

  • Si la rescisión se produce en los primeros 12 meses, se deberá reintegrar el 100%.
  • Entre los 12 y los 24 meses, se devolverá el 50%.
  • Entre los 24 y los 36 meses, reembolsará un 33% de las bonificaciones.

Otro punto que restringe a la empresa que quiera aplicar la tarifa plana en la Seguridad Social de nuevos contratos es que en los seis meses anteriores no podrá haber realizado despidos disciplinarios u objetivos, improcedentes ni despidos colectivos. Esta disposición se tendrá en cuenta para los contratos suscritos  a partir del 25 de Febrero de 2014.

Esta nueva regulación no afecta a la aportación que el  trabajador hace por dichas contingencias, ni a la aportación empresarial por las contingencias profesionales, desempleo, FOGASA y formación profesional, respecto de las cuales se continuarán aplicando las reglas ya vigentes de cotización.

Quién no se puede acoger a la nueva medida

Que la empresa esté al día de sus obligaciones con la Seguridad Social y Tributarias es otra exigencia de la norma, además de no haber sido sancionada por incumplimientos de la legislación social en los últimos 2 años. En particular, no podrán beneficiarse las empresas que hayan sido sancionadas por no dar de alta a trabajadores en la Seguridad Social.

La nueva medida no es aplicable a relaciones laborales de carácter especial, a trabajadores incluidos en sistemas especiales del Régimen General de la Seguridad Social y en la contratación de determinados familiares de afinidad, hasta 2 grado inclusive.

No obstante, un hijo de trabajador autónomo menor de 30 años o mayor con especial dificultad de inserción laboral, según lo estipulado en el Estatuto del Trabajador Autónomo, optará a la deducción.

La normativa es incompatible con otro beneficio en la cotización de la Seguridad Social por el mismo contrato, y tampoco es aplicable a la cotización por horas complementarias de trabajadores a tiempo parcial.

 

No hay comentarios

Agregar comentario