Así se ha modificado la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo

El pasado 10 de Octubre de 2015 entró en vigor la Ley 31/2015 y con ella, la puesta en marcha de nuevas medidas para impulsar el autoempleo, ya sea individual o colectivo, y para apoyar el trabajo autónomo y la Economía Social, entre las que cabe destacar las siguientes:

– Ampliación de la Tarifa Plana para autónomos: 

Por un lado, fija la cuantía de la cuota por contingencias comunes en 50 € exactos durante 6 meses en lugar del 80% que se aplica actualmente. Tras este periodo se aplicará una reducción del 50% los seis meses siguientes y el 30% durante los 18 meses restantes hasta llegar a los 30 meses. Por otra parte, amplía el incentivo a los autónomos que inicien una actividad por cuenta propia y con posterioridad contraten a trabajadores por cuenta ajena, aunque sólo se aplica a los autónomos que estén constituidos como persona jurídica.
Por otro lado, extiende los supuestos de la Tarifa Plana Especialmente Protegida a las víctimas del terrorismo y de la violencia de género.
Además, tanto en el caso de las personas con discapacidad, como en el de las víctimas de terrorismo o violencia de género, se amplía la reducción de la cotización hasta 12 meses.

– Segunda oportunidad: 

La modificación de la Ley contempla la posibilidad de capitalizar hasta el 100% de la prestación por desempleo para destinarla a la inversión, eliminando así la barrera de edad existente hasta la fecha.

Extiende la posibilidad de compatibilidad la prestación por desempleo con el alta en el RETA durante un máximo de 270 días a los mayores de 30 años. Hasta ahora, la Ley sólo recogía esta ventaja para los menores de 30 años.  Además, se amplía para reanudar la prestación desde los 24 hasta los 60 meses una vez iniciada la actividad por cuenta propia.

– Refuerzo de los mecanismos de protección de los autónomos:

Si percibes al menos el 75 % de los ingresos de un mismo cliente o empresa, la Ley prevé la posibilidad de que los autónomos económicamente dependientes puedan contratar un trabajador por cuenta ajena en los casos en que la actividad se interrumpa por conciliación de la actividad profesional con la vida familiar.

No hay comentarios

Agregar comentario