Cosas que debemos incluir en nuestra declaración de la renta

Desde el pasado 6 de abril ya se puede realizar la declaración de la renta 2015, con algunas novedades que ya explicamos anteriormente desde CLS Consultoría. Ahora queremos recordar algunas cosas que debemos incluir en nuestra declaración de la renta y de las que no se hablan tanto como las viviendas o los planes de pensiones.

  • Costas procesales: La Agencia Tributaria los últimos meses ha adquirido un criterio nuevo respecto a las sentencias judiciales, suponiendo mayor carga fiscal en el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) a los que ganan algún proceso. Desde el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda explican que cualquier ciudadano al que una sentencia judicial reconozca el abono de las costas, tanto por ganar el pleito como por temeridad procesal de la parte contraria tiene que incluir el importe de las costas en la base liquidable general de la IRPF. Además, tampoco podrán deducirse los gastos de abogado y procurador, salvo en los casos de defensa jurídica en asuntos laborales.
  • Colegios profesionales y sindicatos: Este es uno de los apartados que por falta de información muchas veces no se incluye en el borrador, y son deducibles hasta un límite de 500 € anuales. En el caso de los colegios profesionales sólo se puede deducir si es obligatorio colegiarse.
  • Donativos: En esta campaña de la renta se han introducido algunas mejoras en este sentido, de tal manera que el contribuyente se podrá desgravar parte de lo que done a ONGs, fundaciones u otras entidades sin fines lucrativos. También se pueden desgravar cuotas de filiaciones y aportaciones a partidos políticos.
  • Premios: A la hora de hablar de los premios ante la Agencia Tributaria hay que distinguir entre los premios literarios, artísticos y científicos; premios organizados por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, Cruz Roja y la ONCE (Organización Nacional de Ciegos), así como otros organismos públicos o entidades establecidas en otros países europeos; y por último, premios de medios de comunicación y premios con fines publicitarios o promocionales. En función del tipo de premios y de lo que se haya ganado tributará de una manera o de otra.
  • Subvenciones: El Plan PIVE para la compra de vehículos o las ayudas para la adquisición de la primera vivienda, entre otras, se consideran ganancias patrimoniales, por lo que también se debe tributar por ellas.
  • Productos financieros: Hay que tener claro el tipo de producto financiero (seguros, acciones, fondos de inversiones, etc.) que tenemos, ya que en función de eso tributará como rendimientos del trabajo, rendimientos del capital mobiliario o ganancias de patrimonio. Asimismo, hay que tener en cuenta otros elementos como el período de generación o si hay matrimonio el régimen económico de éste.
  • Ayudas: Las prestaciones y los subsidios, como la prestación por desempleo tributan, por lo general, como rendimiento del trabajo. Al aceptar una prestación se deben consultar las condiciones de tributación, porque dependiendo del tipo de prestación y de las circunstancias de cada caso varía.

Cada vez que realizamos la declaración de la renta es conveniente revisar el borrador por si hay datos incompletos o erróneos. Además, el equipo de CLS Consultoría puede aclarar cualquier duda y orientarnos con esas cosas que debemos incluir en nuestra declaración de la renta.

No hay comentarios

Agregar comentario